El Rincón del Turista

El Rincón del Turista
José Miguel Balcera Barrero

lunes, 13 de marzo de 2017

VALORES FUNDAMENTALES SOBRE LOS QUE DEBE ASENTARSE TODA EMPRESA TURÍSTICA

La cultura organizacional debe asentarse sobre unos valores que permitan un correcto desarrollo con el fin de interactuar en los diferentes ámbitos de negocio de una manera satisfactoria y plena. La premisa básica para un loable desarrollo es posicionar al cliente como el elemento más importante de la organización.

A continuación se enumeran los principales valores que toda empresa turística debe poseer para un loable desarrollo en el sector:
  • Creencia en el cliente: es el principal valor sobre el que debe asentarse la empresa turística, posicionando al cliente como  el principal protagonista, debiendo estar cada empresa abierta a sus opiniones, intereses e intenciones, ya que de los mismos dependerá su loable desarrollo y la consecución de los objetivos organizacionales.
  • Espíritu empresarial innovador en la creación de servicios turísticos, ya que lo tradicional ya está inventado, de ahí la necesidad de estar a la vanguardia en I+D+i. Las NNTT de la información y de la comunicación están suponiendo en los últimos años cambios tendenciales en la forma de gestionar la actividad turística, por lo que cada vez resulta más importante adaptarse a las tendencias y ofrecer un nivel de satisfacción superior al que el visitante espera encontrar con la realización de su particular actividad turística.
  • Diferencia: La exclusividad va unida a la diferencia para ofrecer servicios resultantes de un importante estudio de necesidades y atractivos, debiendo estar cada organización al día sobre cada nueva tendencia aparecida. La diferenciación marcará una imagen única de la empresa que marcará unos criterios de segmentación específicos, los cuales permitirán atraer a una demanda cansada de lo habitual, la cual quiere nuevas aventuras y emociones en una actividad que es considerada como un derecho, desterrándose cada vez más la idea de que el turismo es un sector exclusivo para segmentos de alto poder adquisitivo.
  • Mejora continua: ofrecer un escaparate de oferta bajo un control exhaustivo para detectar posibles desviaciones y detectar continuamente mejoras que permitan crear tendencias crecientes de beneficios son algunas premisas básicas que toda empresa debe considerar como punto de partida, incluso antes de realizar el diseño de cada producto y/o servicio.
  • Calidad: aportar valor al cliente con la intención de ofrecer cada servicio turístico con un nivel de calidad que permita al visitante considerar cada elemento demandado como único y enmarcado en estándares de calidad que le aporten un alto nivel de confianza y satisfacción, a que un cliente satisfecho es la mejor publicidad para toda empresa. Así pues, ese conjunto de características que debe albergar cada elemento de la oferta turística debe ser considerado como único por el cliente gracias al toque personal que cada empresa debe ofrecer en la misma.
  • Compromiso: integrar en la actividad la consecución de los objetivos del cliente a través de una oferta diversificada, exclusiva y amplia para la segmentación que cada empresa considere oportuna. El visitante espera un compromiso por parte de la empresa turística a la hora de contratar con la misma su actividad, por lo que cada organización debe tener en cuenta dicha "obligación" antes, durante y después de la prestación actividad turística, ya que de su correcta gestión dependerá en gran medida la fidelización del visitante.
  • Confianza con los clientes con el fin de que disfruten de forma plena en el desarrollo de los servicios demandados con alto nivel de fiabilidad sobre lo que están contratando. La confianza se gana con hechos y con acciones encaminadas a un fin claro: "crear emociones únicas" en un cliente que espera disfrutar de forma especial cada servicio. Resulta necesario establecer una comunicación activa con el visitante, siempre dentro de unos estándares protocolarios formales, ya que cualquier desviación en la intención final de la empresa con cada elemento de su oferta debe ser corregida para cumplir rigurosamente su objetivo de avanzar por la senda del progreso y de la maximización de beneficios.
  • Desarrollo turístico sostenible: aquel desarrollo turístico que satisface las necesidades de la generación presente sin comprometer la capacidad de las generaciones futuras para satisfacer sus propias necesidades. Salvaguardar el medioambiente es tarea de todos, por lo que el respeto hacia el mismo debe convertirse en un valor de todos.

La intención es ofrecer al cliente no lo que quiere, sino lo que nunca se había imaginado que quería y que una vez que lo obtenga, descubra que era lo que siempre había querido.

Presentación: José Miguel Balcera Barrero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario