El Rincón del Turista

El Rincón del Turista
José Miguel Balcera Barrero

domingo, 26 de marzo de 2017

OFERTA TURÍSTICA COMPLEMENTARIA ¿NECESIDAD U OBLIGACIÓN?

Todo destino turístico debe estar compuesto de una serie de elementos debidamente sincronizados para ofrecer un nivel de atracción necesario para que sea seleccionado por el visitante, de ahí la necesidad de establecer una sólida y completa oferta complementaria que permita  al visitante complementar su estancia en su destino seleccionado.

Es importante que la oferta complementaria, la cual se compone de elementos específicos que cada destino selecciona para integrarlos en su escaparate de productos y servicios, sea de variada índole y, lo más importante, que sea considerada por cada empresa como un elemento de vital valor que completa a la oferta turística básica por antonomasia. Resulta necesario considerar a la oferta básica y a la complementaria como un conjunto que persigue la satisfacción del cliente, ya que al fin y al cabo estamos hablando de productos y servicios desarrollados simultáneamente en ambas dimensiones.
 
Así pues, un loable desarrollo de este tipo de oferta conlleva una serie de beneficios para el destino, destacando:
  • Mayor atracción visual para el visitante, ya que casi la totalidad de los mismos se informa en varias fuentes diferentes antes de iniciar su particular proceso de compra.
  • Mayor prestigio para un destino que brillará con luz propia si selecciona las herramientas necesarias para construir una oferta que lo diferencie de otros por su singularidad y autenticidad.
  • Aumento del gasto turístico en el destino, gracias  a la existencia de un abanico de posibilidades más amplio que permite la generación de divisas y el aumento del gasto medio del visitante.
  • Mayor presencia del asociacionismo en este tipo de destinos, por lo que la lucha para conseguir objetivos se torna en común para muchas  de las empresas integrantes del tejido empresarial turístico de la zona.
  • Mayor facilidad para establecer determinados perfiles y patrones conductuales del visitante, ya que gracias  a la selección que realicen en el destino de cada producto y/o servicio, se determinarán importantes datos sobre su comportamiento y sobre su perfil como consumidor, facilitando a empresas y entidades la fijación de objetivos específicos a la hora de realizar estudios de campo sobre la caracterización de cada segmento de demanda.
  • La presencia de una diversificada oferta complementaria genera en el visitante la idea clara de que el destino que está visitando está concienciado sobre la importancia que el turismo supone en la zona y, atendiendo a la organización de la misma, el visitante valorará positivamente dicha actuación, siempre y cuando se desarrolle de una manera loable y sostenible.
Ante todos los posibles beneficios expuestos anteriormente, es necesario resaltar así mismo una serie de OBLIGACIONES de cada destino turístico en relación a su oferta turística complementaria si quiere ser reconocido y poseer un nivel de prestigio que lo diferencie y posicione:
  • Fijación de estándares de calidad que expresen la eficacia y la eficiencia de cada producto/servicio ofrecido.
  • Generación de emociones en cada visitante, de sentimientos, de vivencias, ya que dichas emociones constituirán la carta de presentación de la experiencia turística en el destino turístico seleccionado.
  • Adaptación de cada destino al dinamismo tendencial que caracteriza al sector turístico, ya que, lo que hoy está de moda, mañana puede estar obsoleto, aunque pasado puede que esté de moda de nuevo. Así se mueve la caprichosa actividad turística, a golpe de tendencia.
  • Aprender de cada fallo cometido para reforzar una oferta complementaria de la cual dependerá en gran medida el proceso de fidelización del visitante y la comercialización del destino por parte del mismo en la fase de postviaje. MEJORA CONTÍNUA.
  • Evitar caer en el error de anteponer el primer objetivo de toda empresa, la maximización de beneficios, a la prestación de un servicio coherente y que genere un nivel de satisfacción superior al esperado por parte del visitante, ya que, un cliente satisfecho es la mejor publicidad pero uno insatisfecho alejará a la empresa de su preciado objetivo económico.
¿Cómo hago para ser diferente y obtener ese prestigio?, típica pregunta que muchas empresas que conforman cada destino se pueden preguntar a lo largo de su desarrollo. Pues la respuesta es fácil, aunque de difícil desarrollo en ocasiones: lo tradicional ya está inventado, por lo que la innovación en el diseño de nuevos productos y servicios turísticos se convierte en una de las principales premisas de desarrollo y que marcará una continuidad en cada destino turístico.
Si el producto/servicio en cuestión marcha correctamente pero no se aprecia una tendencia creciente en relación a la demanda y a la generación de divisas, la reinvención de la oferta puede aportar importantes acciones de mejora que mantendrán a la empresa en la senda del progreso, extrapolándose dicha mejora al destino global si cada empresa se compromete a dicha andadura de una manera continua.

 Presentación: José Miguel Balcera Barrero

No hay comentarios:

Publicar un comentario