El Rincón del Turista

El Rincón del Turista
José Miguel Balcera Barrero

domingo, 8 de enero de 2017

LA IMPORTANCIA DEL TURISMO EN LA GENERACIÓN DE EMOCIONES PARA EL CRECIMIENTO PERSONAL

Experiencia, cultura, historia, exploración, relax, desconexión, son algunas de un largo listado de palabras que caracterizan a la actividad turística, la cual supone una parte vital en la vida del ser humano, sobre todo de aquellas personas comprometidas con el conocimiento, con la aventura y con el enriquecimiento de la cultura viajera.

La evolución histórica de la actividad turística está marcada por una latente transformación de lo material hacia lo experiencial, ya que, al fin y  al cabo, el visitante valorará su particular aventura a través de las experiencias vividas en el destino seleccionado para la visita, siendo ello la clave para el desarrollo de un espíritu viajero.

Cada día nos encontramos con nuevas campañas promocionales y de Marketing por parte de nuevos destinos emergentes que necesitan un urgente toque dinamizador, ya que han comprobado la importancia que genera el desarrollo turístico. La mayoría de las campañas usan la psicología como estrategia de captación de la atención del mercado potencial, para posteriormente ir estableciendo una adecuada y rigurosa selección hasta llegar al mercado penetrado, pasando por el disponible y por el mercado atendido.

Una adecuada segmentación asegurará un óptimo desarrollo atendiendo a la oferta turística disponible, ya que existen infinitas posibilidades en cada destino si se utiliza el ingenio y, lo más importante, la concienciación sobre la importancia que el turismo supone a escala local, nacional, internacional y mundial, ya que una simple visita a un monumento concreto en cualquier enclave territorial turístico genera diferentes valores añadidos para el destino, traducido por ejemplo en beneficios económicos para establecimientos de restauración, comercios locales,etc.

Así pues, cada vez queda más lejos aquella época donde por turismo se entendía única y exclusivamente sol y playa, ya que con el paso del tiempo de ha detectado la principal necesidad de la actividad turística: la generación de experiencias únicas que marquen un antes y un después en la realización del viaje, quedando el turista vinculado de una forma u otra al territorio visitado, al cual volverá sin duda si su estancia en el mismo ha sido placentera y repleta de experiencias positivas y enriquecedoras.

Si una imagen vale más que mil palabras, ¡Imagina tu experiencia!
 
Una experiencia puede estar escenificada en multitud de situaciones, desde una recreación virtual en un centro de interpretación hasta una ruta turística temática donde el propio turista actúe como actor, o experiencias mas sencillas y suaves, como perderse por las calles de una localidad, de una ciudad, donde sus casas y sus edificios muestren una historia aún viva y latente del lugar.

5 Beneficios que aporta la práctica del turismo y que generan en el turista emociones para su crecimiento personal:
  • Enriquecimiento cultural. Sin duda alguna, la motivación cultural mueve a millones de turistas en todo mundo cada año, ya que cada vez es más numeroso el segmento de turistas interesados por la cultura, por las costumbres y por el patrimonio, posibilitando la actividad turística la realización de una clase teórica y práctica simultáneamente in situ.
  • Establecimiento de relaciones sociales. El desarrollo de una serie de actividades en lugares diferentes al del entorno habitual de residencia o trabajo conlleva el establecimiento de una serie de relaciones entre turistas y residentes, ya que no hay mejor manera de comprender la importancia y el prestigio que supone la elaboración de un producto autóctono que poder ver en directo el proceso de creación del mismo en su lugar de origen.
  •  Generación de experiencias. Al fin y al cabo, el visitante puede llevarse un souvenir, un recuerdo físico de cada destino que visita, pero lo que realmente quedará grabado en su retina y en su mente serán las experiencias vividas en el lugar, siendo el secreto para que las mismas ocupen un lugar privilegiado en la mente del consumidor la generación de un nivel de satisfacción mayor al que el turista esperaba encontrar con la contratación de su particular aventura. Porque no hay nada más importante que un cliente satisfecho.
  • Conocimiento de la importancia de la diversidad. Para muchos turistas, cada viaje supone una aventura, a través de la cual se nutren de la esencia del territorio que visitan, ya que hasta que no se viaja no se conoce con total espontaneidad la diversidad albergada en cada rincón turístico, ya sea de índole cultural, histórica, patrimonial o etnológica. El desplazamiento a otro lugar diferente al habitual supone la convivencia y el aprendizaje que cada destino turístico aporta a sus visitantes, siendo la máxima figura intermediaria entre el destino y el turista el residente.
  • Generación de la idea de concebir al turismo como un derecho. Es cierto que la actividad turística ha sido disfrutada hasta aproximadamente mediados del siglo XX sobre todo por clases sociales con un poder adquisitivo medio-alto, ya que se contemplaba como un lujo que no estaba al alcance de todos. Esta concepción comienza a cambiar de manera radical con el boom turístico de mediados del siglo XX, con la aparición del turismo de masas, siendo accesible la actividad para estatus sociales que apenas disfrutaban de la misma. La vertiginosa evolución del turismo desde entonces, siendo una fase detonante el modelo fordista y postfordista, ha ido consolidando un sector al alcance de prácticamente la totalidad de la sociedad mundial. Esto ha sido posible por la diversificación de la oferta turística, ya que hemos observado una impresionante evolución de la misma desde el boom, posibilitando dicha diversificación la generación de un amplio escaparate de productos y servicios al alcance de la sociedad actual. Así pues, la exclusividad se ha ido derogando a favor del derecho.
Presentación: José Miguel Balcera Barrero

No hay comentarios:

Publicar un comentario