El Rincón del Turista

El Rincón del Turista
José Miguel Balcera Barrero

lunes, 29 de agosto de 2016

ESTADOS UNIDOS, UNA ASIGNATURA TURÍSTICA CON VARIAS LECCIONES POR ESTUDIAR

Estados Unidos, un segmento de demanda internacional para España que no supone una gran cifra del total de turistas internacionales recibidos, pero que alberga una importancia más que atractiva para nuestro país.

Así pues, la asignatura turística del segmento estadounidense requiere el estudio de varias lecciones que permitan establecer una mayor y sólida relación con este importante país americano, el cual emitió hacia España el paso año 2015 un total de 1,5 millones de turistas, mostrándose así una clara tendencia creciente en relación a anteriores ejercicios turísticos (1.194.305 turistas en 2013 y 1.216.922 turistas en 2014).

El año 2013 cerró con un leve descenso en relación a llegadas de este segmento, ya que en 2012 nos seleccionaron 1.239.199 turistas, cifra que superó al ejercicio de 2011 (1.137.298 turistas), y al de 2010 (1.134.027 turistas estadounidenses).

Sin duda alguna, en lo que llevamos de año, se han producido una serie de acontecimientos y eventos que han reforzado las relaciones turísticas con EE.UU, siendo buen ejemplo de una de ellas la reciente celebración en la capital andaluza de Sevilla del Congreso de la "American Society of Travel Agences" (ASTA), suponiendo un impulso bastante considerable  para fomentar el turismo de este país transoceánico en tierras sevillanas y andaluzas.

Es importante decir que el turista de EE.UU. selecciona sobre todo como principales destinos de su visita las comunidades españolas de Cataluña, Madrid y Andalucía, siendo sus principales motivaciones para realizar su visita el ocio y las vacaciones, la visita a familiares y  amigos o el trabajo y los negocios. Por otro lado, cabe destacar el inicio de las negociaciones sobre un vuelo directo entre Sevilla y la capital de los EE.UU de América, lo cual sopondrá un mayor movimiento de turistas y una mayor facilidad de acceso a la comunidad autónoma andaluza, así como a otras cercanas.

Todo movimiento turístico conlleva un gasto, por lo que resulta bastante interesante contemplar la evolución del gasto del segmento estadounidense en España a lo largo de los últimos años, observándose una clara tendencia creciente del mismo desde el primer año objeto del presente estudio, 2010 con un total de 2.099 millones de euros, hasta el pasado 2015 con un gasto total de 3.316 millones de euros. 

Ya en el año 2012 se superan los 2.500 millones de euros, exceptuando un leve descenso acaecido en el año 2013 (2.466 millones), claramente solventado en 2014, ya que aumentó hasta los 2.849 millones de euros invertidos en sus viajes.


Los principales destinos europeos competidores de España son, por orden de recepción de este segmento de turistas, Reino Unido, Francia, Italia y Alemania, ocupando España el quinto puesto en el ranking selectivo de destinos, influyendo sin duda en la selección final del mismo factores como la proximidad a Estados Unidos de países como México y Canadá que aglutinan un gran porcentaje del total de desplazamientos internacionales de este segmento americano.

También influye en las decisiones de compra el gran potencial turístico que ofrecen los destinos domésticos, así como la posesión del pasaporte en el 42 % de los ciudadanos estadounidenses, añadiéndose a todo lo dicho la limitación en el período vacacional a 10-15 días), siendo varias zonas del país los principales focos de emisión de turismo hacia España: Texas, California y Nueva York.

Presentación: José Miguel Balcera Barrero

martes, 23 de agosto de 2016

LA CONCIENCIACIÓN, LA INNOVACIÓN Y LA PASIÓN COMO EJES DEL DESARROLLO TURÍSTICO

El turismo es un sector que se ha ido ganando a lo largo de las últimas décadas una importancia que lo ha posicionado como motor de desarrollo económico a escala mundial, siendo buen ejemplo los datos lanzados desde las principales estadísticas del sector turístico español, el cual cerró su ejercicio de 2015 superando los 68 millones de turistas internacionales, siendo también bastante alentador el dato acumulado hasta el momento del presente año 2016, el cual puede superar al anterior.
 
Así pues, resulta de vital importancia crear y mantener una sólida CONCIENCIACIÓN sobre la importancia que este sector supone para nuestro país, con vistas a mantener esta tendencia creciente en las llegadas internacionales, las cuales están coronadas por tres segmentos de influente peso en nuestro sistema turístico: Reino Unido, Francia y Alemania, superando dichos segmentos la mitad del total de llegadas internacionales.
 
Esta concienciación debe asentarse sobre las innumerables posibilidades que nuestro país ofrece al visitante a través de una larga e interminable variedad de oferta para ofrecer a quienes decidan seleccionarnos un abanico más que extenso de tipologías turísticas.
 
Una concienciación loable debe ir de la mano de la INNOVACIÓN constante, ya que, una vez consolidada dicha concienciación, uno de los efectos más comunes es el incremento de la competencia, aunque es importante decir que cada organización que apueste por el turismo en nuestro país, debe tener una completa personalización, ya que no sirve de nada copiar lo que está ya en desarrollo sin tener una mínima percepción de la importancia que supone la personalización.
 
Así pues, resulta inevitable a veces "copiar" determinados productos/servicios, ya que la función principal de algunos es compartida (alojamiento, restauración, intermediación, etc.), entrando en juego la manera de ofrecer dicho escaparate de posibilidades, quedando así el copiar como algo innecesario y que no aporta valor, sino una sensación de no realizar un trabajo bien hecho.
 
¡SEAMOS ÚNICOS EN ALGO QUE OFRECEN MUCHOS!
 
Para conseguir tal efecto, es necesario estar a la vanguardia en las nuevas tendencias que continuamente aparecen en un sector que ha ido perdiendo progresivamente su percepción inicial de pasar unos días en la playa, ampliándose las posibilidades del uso y disfrute de la actividad turística hasta límites que jamás se pensaría que se llegase.
 
Todo desarrollo de cualquier actividad debe estar conectado por una PASIÓN por la misma, ya que esa emoción marcará el timón de mando en innumerables ocasiones para encontrar la senda del éxito y del progreso y, lo que es más importante, de mantenerla.
 
Está comprobado desde el punto de vista de la psicología que si se ama lo que se hace, los niveles de productividad aumentan vertiginosamente, provocando tal acción un incremento en los niveles de eficacia y eficiencia, fieles aliados para maximizar beneficios a través de continuos incrementos de los niveles de demanda.
 
La pasión va unida a la vocación por hacer algo, de ahí la oportunidad de apostar por un continuo compromiso con la preciada formula I+D+i, la cual aportará a toda empresa que la cumpla una visión constante sobre el punto en que se encuentra en todo momento, pudiendo facilitar tal hecho la gestión y desarrollo de las acciones necesarias para alcanzar las estrategias planteadas, las cuales darán razón de ser a los objetivos planteados.
 
Presentación: José Miguel Balcera Barrero

miércoles, 17 de agosto de 2016

EL TURISTA DEL SIGLO XXI

La actividad turística se caracteriza por una evolución constante, siendo la misma más acentuada durante el último siglo, ya que la explosión del turismo de masas ha posibilitado un desarrollo más rápido y ha generado en la mente del visitante la idea de concebir al turismo como un derecho, no como un privilegio.
 
Así pues, nos encontramos ante un sector que mira al futuro asentado sobre dos pilares básicos: progreso y generación de experiencias en el visitante, ya que la acusada competencia, cada vez más acentuada, obliga a profesionales a usar el ingenio y la diferenciación como principales bazas de desarrollo. La idea de ofrecer una visión de autenticidad y de diferenciación se convierten en las principales estrategias de las empresas turísticas a nivel mundial, siendo también de suma importancia muchas otras actuaciones referidas a calidad, precio y enfoque.
 
Esta evolución ha estado totalmente influenciada por las constantes tendencias que surgen de manera continuada en el sector turístico, ya que el turista se mueve por impulsos claramente psicológicos y sociales, estableciéndose una rigurosa selección de prioridades a la hora de seleccionar un destino, una experiencia, una aventura o una vivencia nueva que disfrutar en otro lugar diferente al habitual de residencia o trabajo.
 
Principales características del turista del siglo XXI:
  • Turista informado. Con la revolución que Internet ha supuesto en todos los aspectos, el turista actual se sirve del "big data" para informarse de manera rigurosa sobre el destino que va a visitar, extrapolándose el uso de internet para muchas otras actividades del sector, desde la selección de un hotel en otro país, hasta la selección de un restaurante en la misma ciudad de residencia, por ejemplo.
  • Turista inquieto. A pesar de la información encontrada en Internet, el turista siempre alberga un margen de duda y de incertidumbre ante la información encontrada, de ahí que contraste la información deseada en diversas fuentes y que realice su actividad aún con dudas. En estos casos, el boca  a boca actúa como un elemento que disipa en gran medida las dudas finales que el turista pueda sentir.
  • Turista exigente. Como se suele decir en muchos casos: ¡El que paga exige!. Este dicho también se aplica al sector turístico y de ocio, ya que el turista espera obtener una respuesta a sus necesidades a la hora de contratar un determinado producto y/o servicio, siendo la principal estrategia de todo destino y empresa turística ofrecer al visitante un nivel de satisfacción mayor al que espera obtener a priori de la realización de su actividad, con el fin de ganarse la confianza del mismo y obtener el valor añadido de un cliente fidelizado que repetirá.
  • Turista experiencial vs turista material. El inicio de la actividad turística tras el boom de mediados del siglo XX se caracterizó sobre todo por una escasa oferta concentrada en puntos geográficos determinados, por lo que lo material ganaba peso de manera considerable a lo experiencial. Todo destino, producto y servicio turístico tiene un ciclo de vida preestablecido, siendo la época de estancamiento la que denota un cierto nivel de desgaste. En este punto resulta de vital importancia inyectar una dosis dinamizadora o dejar que el ciclo llegue a la fase de declive. Así pues, el turista valorará esta nueva reestructuración y otorgará más valor a lo experiencial en contra de lo material, ya que, al fin y al cabo, la generación de experiencias en la mente del consumidor actúan con una mayor fuerza que la adquisición de cualquier regalo físico, souvenir adquirido en el destino.
  • Turista comprometido con el destino que visita. Si hace años el turista que llegaba al destino simplemente disfrutaba de los productos y servicios, a día de hoy se ha producido una visible evolución en dicha actuación , siendo cada vez más natural el interés del visitante por ser parte del destino que visita, de su gente, de sus arraigadas costumbres, así como de su cultura, todo ello con el fin último de sentirme como un residente más durante la estancia. Esta concepción también ha generado el establecimiento de acciones estratégicas para tal fin, ya que, si una imagen vale más que mil palabras, ¡Imagina una experiencia!.
En definitiva, el turismo es un sector tan dinámico y tan impredecible ante los cambios, que resulta de vital importancia establecer los adecuados mecanismos de control para un completo desarrollo de una actividad que ha sabido ganarse una importancia creciente en nuestro país y en el mundo.
 
Presentación: José Miguel Balcera Barrero.

lunes, 8 de agosto de 2016

LA IMPORTANCIA DE LA COMUNICACIÓN CON EL CLIENTE EN EL SECTOR TURÍSTICO

El turista del siglo XXI se caracteriza por poseer una amplia "cultura comercial", ya que Internet ha facilitado el desarrollo de la misma a través de un constante aumento de la oferta, traducida en una competencia que usará sutiles y elaboradas estrategias emocionales para captar a esos segmentos de demanda que ayude al tejido empresarial turístico a cumplir su principal objetivo: la maximización de beneficios.

El visitante se ha "empapado" a la perfección sobre cuales son sus derechos como consumidor, así como su "derecho" a ser el protagonista indiscutible en todo proceso que se relacione con el uso y disfrute de la oferta turística contratada.

Así pues, una adecuada y excelente atención al cliente resulta de vital importancia para asegurarse en gran medida la captación de la demanda, ya que la misma pecará de "infiel" en multitud de ocasiones si no se actúa con una actitud positiva y cordial, por ejemplo:

  • El 70 % de lo las ventas a turistas que compran en una empresa por primera vez se debe a alguna recomendación de otra persona que ya haya disfrutado total o parcialmente de la oferta de la misma.
  • El 30% de los nuevos visitantes aceden a la empresa por recomendación de viajeros actuales.
  • Es 7 veces más fácil vender a un cliente actual que a uno potencial.
  • Un cliente satisfecho se lo dice a 3 y uno insatisfecho a 11 personas.
  • El 4 % de los clientes insatisfechos lo dicen, mientras que el resto ya no vuelven y hablan mal de la empresa.
Una seria de afirmaciones que nos llevan a la conclusión de desarrollar una actitud positiva ante el cliente, la cual debe partir de la base del conocimiento por parte del profesional de adoptar y desarrollar diferentes respuestas ante diferentes situaciones en el momento oportuno.

Por ello, un buen informador turístico debe poseer una serie de cualidades, divididas en dos tipologías:
  • Cualidades personales: empatía, honestidad, responsabilidad, englobando todas ellas las aptitudes que facilitan la relación entre las personas, ya que el trabajo del informador se compone un 80 % de relaciones personales.
  • Cualidades profesionales: facilidad de comunicación, dominio del lenguaje gestual, agilidad mental para mantener un enfoque proactivo ante situaciones determinadas, todas ellas encaminadas al principal objetivo del informador: mantener continuamente una comunicación con el cliente, nuestro principal protagonista en todo proceso.
Además, es importante destacar que toda actividad profesional incluye dos dimensiones claramente diferenciables, necesarias tener en cuenta:
  1. Dimensión laboral (todo lo relacionado con lasa tareas y funciones que el puesto del profesional incluye).
  2. Dimensión profesional (todo lo relacionado con la actitud del profesional hacia el cliente, dependiendo de la misma el resultado final de fidelización).
José Miguel Balcera Barrero

Perfil de Linkedin:  https://es.linkedin. com/in/jmbalcerabarrero

lunes, 1 de agosto de 2016

REINO UNIDO, FRANCIA Y ALEMANIA, LOS GIGANTES DEL TURISMO EN ESPAÑA EN 2016

España está protagonizando en los últimos años una notable tendencia creciente en relación a llegadas de turismo internacional, destacando sin duda tres países europeos: Reino Unido, Alemania y Francia.

El 2015 cerró con un total de 68,1 millones de turistas internacionales para nuestro país, cifra que puede ser superada en el presente ejercicio turístico de 2016, ya que en el primer semestre un total de 32,8 millones de turistas internacionales seleccionaron España como destino, lo que supone un aumento de un 11,8 % con respecto al mismo período del anterior año.

Nos encontramos, pues, ante un récord en llegadas internacionales según las principales estadísticas del sector, las cuales vaticinan la llegada a los 70 turistas internacionales al cierre de 2016, siendo de especial interés el dato del mes de Junio de 2016 (España recibe 7,6 millones de turistas internacionales), lo que supone un incremento porcentual del 12,7 % con respecto al mismo mes del año anterior.

REINO UNIDO

Sin duda, nuestro país vecino Reino Unido se ha ganado el distintivo de perfecto anfitrión en nuestras fronteras, ya que se sitúa sólidamente a la cabeza del ranking de llegadas internacionales, siendo el país que más turistas emite a España.
                                     
Pero para una correcta interpretación de las cifras lanzadas es importante plantearse una pregunta con cada segmento: 

¿Qué caracteriza al segmento inglés?
  • Nos encontramos sobre todo ante parejas británicas con una renta alta y una edad media de entre 31 y 45 años, cuyo lugar de residencia se concentra en gran parte de la capital londinense y del sureste de Inglaterra. 
  • Es la población británica con mayor nivel de estudios, encontrándonos ante uno de los grupos que más ha viajado al extranjero antes de llegar a España, representando aproximadamente cuatro millones de británicos la población británica seleccionada.
  • La mayoría de los turistas ingleses buscan unas “coach holidays”, sentir que toda la experiencia vivida en España está hecha a medida para ellos y que son los primeros en hacerlo, pagando por el privilegio de estar en un lugar caro.
  •  La exclusividad caracteriza a este segmento de demanda, ya que es el grupo que más menciona “relax”, “relajación”, "cultura y compras", "destinos naturales con actividades culturales", enviando a un segundo plano la vida nocturna y la diversión.
  • El principal objetivo es el vivir experiencias y culturas exóticas, diferentes, estar tranquilos en lugares que no estén atestados de turistas, siendo la contratación de sus viajes y alojamientos por internet mayoritariamente.
ALEMANIA

El primer semestre de 2016 cierra para España con un total de 4.994.524 turistas internacionales procedentes de Alemania, lo que supone un incremento porcentual del 6,7 % con respecto al mismo período del ejercicio de 2015.

El número de turistas internacionales procedentes de Alemania se asemeja al emitido por Francia, superando Alemania a Francia hasta el año 2013, ya que en los dos ejercicios turísticos siguientes tomaría ventaja Francia, aunque con una diferencia no muy grande:
¿Qué caracteriza al segmento alemán?
  • Nos encontramos con uno de los segmentos de demanda con mayor potencialidad viajera y con mayor capacidad de gasto, siendo el perfil del turista alemán parejas de 46 a 64 años de renta alta normalmente, el cual procede sobre todo de "Renania del Norte-Westfalua, Baviera y Baden Wüttemberg", representando aproximadamente el 13,7 % de la población viajera alemana (alrededor de 6,5 millones).
  • El turista alemán viene a España dispuesto a disfrutar de aventuras, libertad y gozar de unas relaciones sociales, así como a disfrutar de una buena gastronomía, asociando la palabra “relajación” con el mar, cruceros y con productos "wellness", siendo su consumo más referido es el gastronómico, midiéndose en términos de exquisitez, de buen gusto y elaboración.
  • La importancia de las experiencias se convierte en premisa básica en la realización de viajes, ya que usan las palabras “paisaje” y “cultura” preparando el viaje como si fuese parte del mismo, usando para alojarse normalmente hoteles de 4 y 5 estrellas tanto en destinos de playa como en destinos de interior.
 FRANCIA

España recibió en el primer semestre de 2016 la cifra de 4.589.208 turistas precedentes de Francia, lo que se traduce en un aumento del 8,2 % con  respecto al primer semestre de 2015.

Desde el año 2013, Francia supera a Alemania en emisión de turistas internacionales a España, tal y como lanzan las principales estadísticas del sector, siendo la evolución de turistas franceses desde el año 2010 la siguiente:
¿Qué caracteriza al segmento francés?
  • El turista francés persigue ante todo un encuentro consigo mismo, cortar con la rutina y ver las vida desde otra perspectiva que parta con la rutina diaria, con la monotonía, siendo el perfil habitual del turista francés es el parejas de entre 30 y 45 años con rentas medias-altas y estudios superiores que tienen hijos en la mayoría de las ocasiones.
  •  Las vacaciones de este segmento consisten sobre todo en estar en familia casi la totalidad del tiempo, condicionando los niños el viaje, ya que el clima del destino seleccionado, la oferta deportiva y cultural y la duración del viaje serán factores determinantes para los más pequeños.
  • Las zonas habituales de procedencia son "Île de France" y ciudades próximas, superando la frecuencia de destinos la media de la población francesa (2,3 destinos/persona), con un muestra de aproximadamente  1,4 millones de franceses.
  • Resulta bastante habitual también que se efectúe una contratación en el alojamiento, siendo el transporte puesto por el propio turista normalmente (automóvil) y donde el binomio sol-playa se asocia principalmente a su viaje en destinos donde se puedan practicar actividades deportivas y culturales.
José Miguel Balcera Barrero