El Rincón del Turista

El Rincón del Turista
José Miguel Balcera Barrero

miércoles, 18 de mayo de 2016

BRAINSTORMING COMO HERRAMIENTA CREATIVA EN LA EMPRESA TURÍSTICA

"Brainstorming", una herramienta de creatividad que a simple vista puede parecer bastante simple, pero que puede aportar a la empresa turística la dosis creativa que le permita alcanzar ese éxito tan deseado y mantener su desarrollo por la senda del progreso y de la continuidad.
 
Así pues, nos encontramos ante una técnica de innovación creativa a través de la formulación de una "tormenta o lluvia de ideas" que  se suele utilizar para identificar soluciones, causas ante un hecho acaecido o para generar nuevas ideas innovadoras para la empresa turística. Es importante destacar que la realización de un "brainbstorming" a grandes rasgos requiere de una sala, sillas para los integrantes del grupo, una pizarra de grandes dimensiones o un papelógrafo para apuntar las ideas, una grabadora y un reloj para controlar la gestión del proceso de generación de ideas.
 
¿Quién participa en el "brainstorming"?
  • Facilitador o  coordinador del grupo de trabajo.
  • Secretario que apunta las ideas resultantes.
  • Miembros del grupo de trabajo.
Nos encontramos ante un proceso que debe ser bien estructurado para una correcta eficacia del mismo, siendo las fases más relevantes de dicho proceso las siguientes:
  • Calentamiento. Lo primero de todo es la ejercitación del grupo para un correcto y mejor funcionamiento colectivo. Por poner algún ejemplo de dicho calentamiento podemos comenzar nombrando por ejemplo objetos que no superen un valor monetario específico, nombres de ciudades españolas, nombres de costas españolas, etc.
  • Generación de ideas. En esta fase se establece un número de ideas al que se quiere llegar, dependiendo ello del total de miembros del equipo de trabajo, marcándose el tiempo durante el que se va a trabajar y especificándose el seguimiento de cuatro reglas esenciales:
  1. Cualquier crítica está prohibida
  2. Toda idea es bienvenida
  3. Generar tantas ideas como sea posible
  4. Realizar el proceso por turnos, aunque luego de forma libre si se desea.
  • Trabajo con las ideas. Tras estudiar las ideas surgidas, se puede proceder a mejorar las mismas mediante la aplicación de una lista de control, pudiéndose agregar también nuevas ideas. Una recomendación básica es que todas las ideas sean escritas y sean fácilmente visibles por todos los integrantes del grupo de trabajo en una reunión convocada con suficiente antelación y con el objetivo claro.
  • Evaluación. Tras la generación de ideas y sus respectivas asociaciones a la motivación innovadora, el grupo procede a establecer los criterios con los cuales va a evaluarlas, así como las herramientas que va a utilizar para ello. Ejemplos: rentabilidad de la idea, grado de factibilidad, grado de extensión de la idea, integración de la idea surgida en la estrategia global de la empresa, etc.
Fuente: IAT, elaboración propia.
Presentación: José Miguel Balcera Barrero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario