El Rincón del Turista

El Rincón del Turista
José Miguel Balcera Barrero

viernes, 11 de marzo de 2016

CLASIFICACIÓN BÁSICA DE LA ESTRATEGIA EMPRESARIAL SEGÚN EL CICLO DE VIDA DE LA EMPRESA TURÍSTICA

El ciclo de vida de la empresa turística es similar al del producto turístico, aunque es necesario tener en cuenta que todos los productos que componen la oferta turística no permanecen indefinidamente en el mercado, debido a varias razones:
  • Cambios en los gustos  y necesidades de los consumidores.
  • Dinamismo tendencial que caracteriza a la actividad turística.
  • Desarrollo tecnológico, el cual hace que aparezcan nuevos productos y desaparezcan otros.
 Las principales etapas del ciclo de vida de la empresa turística son la de introducción, crecimiento, madurez y declive. Todas las etapas presentan unas particularidades propias y requieren una manera específica de formular diferentes estrategias empresariales con el fin de decidir con ello en qué negocios va a competir la organización.
  • Introducción. Es la primera etapa posterior al lanzamiento del producto turístico, en la cual las ventas crecen lentamente en una empresa que deberá realizar unos esfuerzos importantes para dar a conocer su/s producto/s.
  • Crecimiento. En la etapa de crecimiento podemos divisar un cierto nivel de ventas, ya que su incremento es mayor, siendo el producto es conocido y aceptado por los consumidores. La segmentación no es demasiado amplia aún, pero la empresa obtiene beneficios y comienzan a aparecer competidores que intentan imitar el producto que está comenzando a tener éxito.
  • Madurez. Esta etapa alberga un período largo de un alto volumen de ventas, cuyo crecimiento presenta signos de estancamiento, por lo que la empresa debe aprovechar esta estabilización del mercado durante esta etapa y evitar la presión de los competidores sobre los consumidores en la medida de lo posible.
  • Declive. El producto comienza a quedar obsoleto y las ventas tienen a descender, ya sea por una caída de la demanda o porque los competidores se han ganado los intereses de los consumidores. De no actuarse ante tal hecho, el producto podría desaparecer del mercado.
Apreciamos un crecimiento del conjunto de productos que la empresa ofrece en las dos primeras etapas, así como de sus beneficios, predominando una cierta estabilización en la tercera etapa y un nivel de incertidumbre considerable en la cuarta.
 
Así pues , a cada una de las citadas etapas le corresponde un determinado comportamiento estratégico por parte de la empresa turística, buscándose en las dos primeras fases estrategias  de crecimiento real, las cuales persiguen una tasa de crecimiento por encima de la del mercado de la actividad o actividades en las que esté la empresa turística (ESTRATEGIA OFENSIVA). La empresa necesita hacerse un hueco en el mercado, caracterizando a este tipo de estrategias las promociones, ofertas, bajos precios, relación calidad precio, innovación, etc.
 
La fase de madurez se caracteriza por el uso de estrategias de crecimiento estable, las cuales tienen la clara seguridad de que la empresa turística debe seguir con sus objetivos actuales, ofreciendo con ellos los mismos servicios a los mismos clientes, a posteriori de una segmentación exhaustiva (ESTRATEGIA CONSERVADORA). La principal cuestión es continuar haciendo las cosas como hasta ahora y se caracteriza además por un reducido nivel de riesgo.
 
La fase de declive viene marcada por estrategias de supervivencia (ESTRATEGIAS DEFENSIVAS) para combatir a la crisis generada por una reducción de las ventas, causada por cambios en los gustos e intereses de los consumidores, problemas en el interior de la organización que se traduzcan en reducción de ingresos, por acciones de los competidores, etc. Podemos divisar varios tipos de estrategias de supervivencia: estrategias de saneamiento, de cosecha, de desinversión y de liquidación.
  1. Estrategias de saneamiento. El objetivo principal de este tipo de este tipo de estrategia es frenar el declive de las ventas y los beneficios de la empresa, pudiéndose aplicar desde la fase de madurez para que la empresa vuelva al camino del crecimiento. Actuaciones comunes: cambio en la dirección de la empresa, contratación de nuevas generaciones de profesionales, reducción de costes o un reposicionamiento que lleve a la empresa a nuevos mercados o clientes.
  2. Estrategias cosecha. Esta tipología estratégica intenta reducir las inversiones en una parte de la empresa para reducir costes y beneficios en caja, limitándose el desarrollo de estos negocios y su posible mantenimiento incluso para aplicar los recursos en otros negocios de la organización turística.
  3. Estrategias de desinversión. Consiste en vender o liquidar algunos negocios y/o actividades de la organización, pudiéndose así obtener financiación para solventar deudas o para invertir en aquellas actividades por las que la empresa apueste.
  4. Estrategias de liquidación. Este tipo de estrategias se caracteriza por su naturaleza radical, ya que implica no continuar con la empresa turística y prepararla para su liquidación total, cierre o venta. El coste y el precio resultante de dicha operación de venta dependerá en gran medida del momento en que se produzca. 


Fuente: elaboración propia, Universidad de Sevilla.
Presentación: José Miguel Balcera Barrero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario