El Rincón del Turista

El Rincón del Turista
José Miguel Balcera Barrero

lunes, 15 de febrero de 2016

LUCHA POR TUS SUEÑOS TURISMÓLOGO

La entrada de hoy es algo especial, ya que va dedicada a todas aquellas personas profesionales del sector turístico que se encuentran en búsqueda activa de empleo, entre las cuales me incluyo. Entre todo el contenido que se va a desarrollar a continuación me siento identificado en muchos aspectos, por lo que quiero dedicar esta publicación con los luchadores que estoy seguro que se sentirán también bastante identificados con el contenido que a continuación se va a desarrollar, o al meno,s como yo, en la mayoría del mismo.
 
El inicio de la etapa universitaria se torna en un acontecimiento nuevo, el cual genera en cada nuevo estudiante que comienza esta importante etapa en su vida formativa una sucesión de sentimientos y emociones, el comienzo de una etapa que actuará como una sólida base de la cual se partirá para desarrollar la vida laboral. La selección de una titulación implica una responsabilidad elevada, ya que de la correcta selección de la misma dependerá nuestra trayectoria profesional a la finalización de los estudios.
 
Si me lo permiten voy a centrarme en la titulación de Turismo, refiriéndome tanto a la antigua Diplomatura como al actual plan de Grado, cuyas salidas profesionales son bastante amplias, aunque en muchas ocasiones limitada para un insuficiente reconocimiento de una titulación que se adentra en uno de los sectores más influyentes a nivel local, autonómico, nacional e internacional. No debemos olvidar que el año 2015 ha cerrado sus estadísticas turísticas en España con 68 millones de turistas internacionales, cifra que supera a anteriores ejercicios turísticos.
 
Es común oír que las salidas profesionales del turismo son elevadas y de diverso ámbito, aunque a la finalización del plan de estudios, muchos nos encontramos con más preguntas que respuestas, ya que nos enfrentamos a emprender un camino profesional que se difumina en la mayoría de las ocasiones que intentamos iniciarlo. Las causas son de diversa índole, destacando las siguientes:
  • Requerimiento empresarial de albergar una experiencia que de media supera los dos años. Y mi pregunta ante tal hecho es la siguiente: ¿Cómo adquirimos dicha experiencia si no se nos da la oportunidad?.
  • Necesidad  de una especialización, ya que con el título universitario de Diplomatura o Grado únicamente no se cumplen los requisitos de contratación por parte de una gran mayoría del tejido empresarial turístico. Pues, ante este requerimiento es fácil conocer la respuesta: continuar estudiando para especializarse, pero:
  • ¿Y cuando terminamos dicha especialización que en ocasiones supera a un simple campo específico?. Terminada la misma, gran parte de los alumnos egresados comienzan de nuevo a luchar para iniciar el desarrollo de su carrera profesional en el sector turístico y volvemos al inicio con la respuesta de gran parte de las empresa: "NECESITAMOS EXPERIENCIA", ya que en el sector turístico es imprescindible. Bueno, entonces, numerosas preguntas abordan la mente del egresado: ¿En qué quedamos?, me he especializado, he ampliado mis conocimientos sobre el sector, ¿Cómo adquiero esa experiencia?, Soy muy joven pero, los años pasan y la incertidumbre aumenta al igual que una gráfica económica, una de las tantas que hemos estudiado en asignaturas de la carrera.
Ante la aparición de este círculo prelaboral que parece no tener fin afloran varias decisiones en los egresados de la titulación de Turismo:
  • Abandono de la búsqueda unido a una mezcla de un sentimiento de frustración, decepción y perplejidad.
  • Inicio de otros estudios no relacionados con el turismo.
  • Comenzar un empleo, a veces indirectamente relacionado con el sector aceptando unas condiciones laborales que se alejan infinitamente a las merecidas por pasar un largo período de tiempo estudiando para convertirse en alguien importante posteriormente.
  • Generación de una fuerza interior que se traduce en unas ganas de luchar cada vez más intensa por conseguir el objetivo que permanece en la mente desde el inicio de la etapa de estudiante universitario: triunfar, tener éxito y el reconocimiento merecido.
  • Comienzo de un ciclo sin final cercano de formación complementaria, especialización constante y perfeccionamiento de herramientas básicas que aseguren la adquisición de un prestigio y un valor profesional que actúe de trampolín para la trayectoria laboral, ya sea en la fase  de inicio o de desarrollo.
  • Emprender un negocio en el que volcar las ganas y la ilusión por trabajar en un sector mágico y que se ha ganado a día de hoy el reconocimiento que merece, ya que nuestras vidas están marcadas por el turismo aunque no lo creamos. Si no puedes continuar con el mismo, no te lo tomes como un fracaso, sino como un aprendizaje en el que te darás cuenta que has aprendido más de lo que creías.
  • Iniciar una vida en otro país para intentar encontrar un futuro mejor que aporte una dosis de autoestima a una frágil valoración en territorio nacional , siendo conseguido dicho objetivo por algunos de los egresados, produciéndose una vuelta gradual a la zona de origen, ya sea por la insuficiente calidad de las condiciones laborales o para seguir luchando después de recargar pilas y de adquirir, ¿Sabéis qué verdad? EXPERIENCIA, y no únicamente de índole laboral.
Si realmente te quieres dedicar al sector turístico tienes que tener en cuenta 10 reglas de oro relacionadas con tu comportamiento para encontrar el trabajo de tu vida:
  1. Nunca olvides lo que vales.
  2. Aprende con cada no un motivo más por el que seguir luchando.
  3. Fórmate continuamente.
  4. Diferénciate de los demás, pero nunca divises esta diferenciación como una superioridad, ya que nadie es superior a nadie, lo que diferencia es el crecimiento personal.
  5. Nunca olvides que eres un profesional, aunque estés buscando empleo.
  6. Usa el Networking in-line y off-line y la candidatura espontánea como nuevos métodos de búsqueda de empleo, ya que la oportunidad de tu vida puede aparecer en el momento menos esperado y de la manera menos esperada.
  7. Es importante estar inscritos en portales de empleo, por supuesto, pero piensa que alrededor del 75 % de las ofertas laborales no se publican en dichos portales, sino que están ocultas.
  8. Utiliza tu ingenio adquirido durante el tiempo de búsqueda de empleo para "ser encontrado" y si ves que falla esa técnica, revísala. APRENDE SIEMPRE DE TUS ERRORES.
  9. Nunca digas no puedo, ni voy a intentarlo, sino "voy a por todas", "puedo", "quiero" y "lo haré", aunque no obtengas respuestas espontáneas, no desistas, ya que nunca sabrás lo cerca que estarás de alcanzar ese éxito deseado. Hazte amigo de la paciencia y de la tenacidad y, no lo olvides, no dejes de estudiar nunca para estar  al día en un sector dinámico que se mueve  a golpe de tendencias.
  10. Aprende del intento hasta sustituirlo por la consecución, ya que, con tintas de fracaso se escribieron grandes éxitos.
 
"Lucha por tus sueños, porque  no existe mayor satisfacción en la vida que sentirse satisfecho con uno mismo y pudiendo afirmar que la conquista personal es la más grande de las victorias."
 
Fuente: elaboración propia.
Presentación: José Miguel Balcera Barrero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario