El Rincón del Turista

El Rincón del Turista
José Miguel Balcera Barrero

sábado, 6 de febrero de 2016

ARTE PALEOCRISTIANO EN LA PROVINCIA DE SEVILLA: BASÍLICA PALEOCRISTIANA DE GERENA

La influencia visigoda en la Península Ibérica a partir de la segunda mitad del siglo V fue notable importancia si atendemos a la magnitud del territorio español bajo influencia de pueblo germánico oriental, siendo de vital importancia los vestigios que dejaron a su paso por tierras españolas, centrándonos en Andalucía en esta ocasión.
 
 El presente estudio se centra en un arte paleocristiano que marcaría un antes y un después en la historia del arte de España, concretamente en la construcción de basílicas paleocristianas que albergan un sinfín de singularidades y datos de especial interés para los historiadores y para los amantes de la historia.
 
Viajamos hasta Gerena, municipio perteneciente a la provincia de Sevilla, el cual alberga una de las pocas basílicas paleocristianas pertenecientes al siglo V, la cual es ampliada en el siglo VI con un baptisterio bajo las órdenes del rey visigodo Recaredo, el cual manda a levantar el templo, quizás, en conmemoración a San Geroncio, primer obispo evangelizador de la ciudad vecina romana de itálica, ubicada en el municipio sevillano de Santiponce.
 
Gerena tuvo una importancia más que considerable durante dicho período, ya que, gracias a la presencia de la basílica podemos entender a día de hoy la influencia de Gerena en la ruta del Camino de Santiago, ya que fueron numerosos los peregrinos que visitaron la basílica a su paso por la localidad, sin olvidarnos por dos hospitales disponibles en la localidad que actuaban también como centros de descanso, actuales sedes de la Hermandad de la Vera Cruz y de la Hermandad de la Soledad respectivamente.
 
San Geroncio tiene una clara misión encomendada de Itálica, evangelizar la zona próxima a la ciudad romana, por lo que existen diversas hipótesis de que Gerena fue evangelizada por dicho obispo, el cual crea una sede en un municipio que se enmarca geográficamente en un cruce de caminos de la antigua ruta de la plata que va desde Astorga hasta Mérida, la cual se amplia hasta Gijón por su lado norte y hasta Sevilla por su variante sur.
 
ARQUITECTURA DE LA BASÍLICA PALEOCRISTIANA DE GERENA
 
De la basílica se conserva la planta, la cual está formada por tres naves que estaban separadas por columnas, siendo la central más ancha que las laterales y destinada al rezo del clero, ubicándose mujeres en una nave lateral y hombres en la otra. Sendas naves terminan en un baptisterio que albergaba un ábside plano con una orientación este-oeste, similar a las basílicas de Siria y Jordania. Gracias  ala labor de los historiadores se ha podido entender la primitiva distribución la basílica, así como sus características arquitectónicas, las cuales pueden apreciarse en una serie de lozas donde se realiza dicha reconstrucción. para ayudarnos a entender el origen de la misma de una manera clara y concisa.
 
Dicha construcción del siglo V se amplia en el siglo VI con la presencia de un baptisterio, ya que a partir de la celebración del II Concilio de Braga en Portugal, se permite el bautismo a edades tempranas, el cual se inició por inmersión, tal y como podemos apreciar en su pila bautismal, primitivamente de forma cruciforme con unos escalones, siendo sustituida posteriormente por otra de superficie. Como curiosidad, destacar que la pila bautismal en superficie ha quedado encajada en la primitiva pila cruciforme.
 
Además, alrededor de la basílica podemos apreciar los restos de una necrópolis donde de encontraron unas 43 tumbas con alrededor de 60 enterramientos, surgiendo la hipótesis de que el mismo San Geroncio podría haber recibido sepultura en la basílica. Es importante resaltar que la necrópolis se ubicaba en el exterior del templo religioso y no en su interior debido a otro nuevo concilio celebrado en Braga, Portugal,  durante la época visigoda, donde se prohibían efectuar enterramientos en el interior de los centros religiosos, aunque podemos apreciar una tumba en el interior de la basílica, destinada con toda seguridad aun personaje ilustre del mundo eclesiástico. Se han encontrado una serie de ajuares en el interior de las tumbas, tales como vasijas y objetos de bronce entre otros, los cuales están expuestos actualmente en el Museo Arqueológico de Sevilla.
 
La basílica es descubierta por casualidad por un vecino de Gerena que labraba sus tierras en el año 1.979, extendiéndose las labores arqueológicas y de puesta a punto para las visitas turísticas hasta el año 2003, fecha en la que comienza a ser utilizada turísticamente.

Presentación: José Miguel Balcera Barrero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario