El Rincón del Turista

El Rincón del Turista
José Miguel Balcera Barrero

sábado, 20 de febrero de 2016

CONSECUENCIAS DE UN CLIMA INESTABLE EN EL DESARROLLO DEL PROGRAMA TURÍSTICO DEL IMSERSO ESPAÑOL

Mundiplan y Mundosenior han protagonizado una sucesión de desencuentros por la adjudicación del programa IMSERSO, ya que se han denunciado irregularidades en la misma, siendo el afectado más importante el turista beneficiario del citado programa, afectando dicho clima de incertidumbre a un gran número de agencias de viajes e intermediarios turísticos.
 
La llegada a la edad dorada conlleva el inicio de un merecido descanso por parte de los protagonistas de un segmento de demanda que, aparte de ser de vital importancia para combatir la estacionalidad que caracteriza al sector turístico español en diversas de sus zonas turísticas, genera un importante montante económico en la realización de unos desplazamientos que cada vez son más continuos y diversificados.
La polémica suscitada por ambas UTES genera una serie de impactos negativos, ya que el pensionista simplemente desea viajar y vivir experiencias únicas en el inicio y en el desarrollo de su merecido descanso tras una intensa vida laboral.
  • Desconfianza ante una oferta que no puede tener el nivel de solidez requerido por los turistas para generar un adecuado grado de confianza a la hora de realizar la contratación de sus viajes.
  • Inestabilidad en el microentorno turístico, el cual afecta al cliente, ya que los diferentes agentes que componen esta dimensión del entorno empresarial turístico posibilitan el loable diseño y desarrollo de los viajes que disfrutaran los pensionistas, de ahí la necesidad de establecer las bases para un sólido desarrollo sin bifurcaciones negativas que dificulten la consecución experiencial del cliente.
  • Influencia de un entorno político-legal inestable en el desarrollo de una oferta específica en este caso, la cual puede venir marcada por limitaciones e incompleta por la espera a la resolución de determinadas trabas burocráticas.
  • Inicio de una posible tendencia decreciente en los niveles de demanda de este tipo de desplazamientos y actividades hacia otras opciones, como por ejemplo la preparación directa del viaje o por parte de otras entidades diferentes a las habituales con autorización para ello aunque sea de manera levemente diferente, siempre que generen un mayor nivel de confianza en este segmento.
  • Una posible reducción de la demanda en estos viajes puede provocar paralelamente un aumento de la estacionalidad en determinadas zonas que mantenían un nivel de demanda determinado en ciertas temporadas donde el IMSERSO supone una verdadera oportunidad de continuidad y de conexión entre diferentes temporadas turísticas.
  • Diseño de productos y servicios por parte de las UTES de una manera incompleta o alejada de la intención inicial debido a la inestabilidad suscitada por la concesión, todo ello traducido en desviaciones en los objetivos, lo cual puede provocar en el cliente un nivel de satisfacción inferior al esperado con la contratación.
  • Aumento de la dificultad para fidelizar al turista, ya que el mismo está bastante informado de la situación actual, por lo que necesitará un mayor nivel de confianza para la generación de un perfil de fidelización.
  • Necesidad de realizar campañas de marketing más sofisticadas por parte de las empresas para atraer a un turista que cada vez puede estar abordado por más dudas sobre el acierto de iniciar un proceso de decisión de compra para este programa vacacional.
  • Aumento del nivel de exigencia del turista beneficiario de este programa, ya que el pensionista sentirá el derecho de ser más exigente por ser el afectado directo de esta inestabilidad.
  • Posible extrapolación de esa desconfianza generada por esa inestabilidad  hacia otras tipologías turísticas que actúan de manera complementaria en dicho programa, aunque no estén relacionadas entre sí mismas de manera directa, ya que una afección parcial puede influir de manera notable en el desarrollo de un programa cargado de expectativas para miles de usuarios.
Mientras se producen cancelaciones en la realización de estos viajes, retrasos en los mismos, cambios en la manera de gestionarlos, etc, muchos pensionistas ven eclipsado su deseo de disfrutar de su descanso realizando dichos desplazamientos, de su privilegio de viajar tras finalizar su vida laboral a destinos donde poder vivir experiencias únicas en esta importante etapa de su vida.
Espero que la situación se normalice y que brille el principal objetivo a conseguir: la satisfacción del cliente y la generación de emociones traducidas en experiencias nuevas y enriquecedoras que aporten unos valores a la oferta turística que le permitan desarrollarse en la senda del progreso y de la mejora continua. Toda aquella entidad y administración que el competa le desarrollo de este programa debe aunar esfuerzos para alcanzar un interés común, posicionando al cliente el la cúspide de toda planificación estratégica.
 
Fuente: elaboración propia.
Presentación: José Miguel Balcera Barrero

No hay comentarios:

Publicar un comentario