El Rincón del Turista

El Rincón del Turista
José Miguel Balcera Barrero

jueves, 7 de enero de 2016

JOYAS ARQUITECTÓNICAS DE ESPAÑA: HISTORIA DE LA CARTUJA DE GRANADA

Antecedentes
 
En el año 1.084 se crea en zona de Grenoble, Francia, la orden religiosa de los cartujos, la cual fue fundada por San Bruno y seis compañeros, siendo aprobada por el Papa Alejandro III en el año 1.166. La austeridad caracteriza a esta nueva orden emergente, la cual observa con un exhaustivo rigor el ayuno y el silencio, viviendo sus monjes en celdas particulares con una distribución temporal destinada al rezo, al estudio y al trabajo manual.
 
Si nos referimos al territorio español, es importante decir que en nuestro país existieron un total de 24 monasterios bajo esta orden, produciéndose la extinción de los mismos en el año 1.836 por la desamortización y por la exclaustración general. Actualmente existen un reducido número de cartujas habitadas repartidas por la geografía española.
 
La Cartuja de Granada
 
La ciudad de Granada comienza el siglo XVI con la donación en las afueras de la ciudad (junto a la acequia de Aynadamar), de unas huertas para que los cartujos del Paular de Segovia fundaran otro monasterio de su orden, Dicha cesión de terrenos fue efectuada en el año 1.513 por parte de don Gonzalo Fernández de Córdoba (el Gran Capitán).
 
 
Así pues, comienzan las obras para levantar el edificio, expresando los monjes su desacuerdo por su ubicación, por lo que solicitaron un cambio de la misma. La construcción, después del visto bueno del Paular, se inicia en la misma ladera donde se tenía pensado efectuar la edificación, pero en una zona más baja y cercana a la ciudad de Granada tres años después de la cesión inicial.
 
El arquitecto encargado del primer trazado de la  construcción fue Fray Alonso de Ledesma, encargándose de:
  • Celdas
  • Capilla entre los años 1.515-1.519
  • Refectorio (media altura) entre los años 1.531-1.550
  • Cimientos de la iglesia

Hacia el año 1.519, apenas con las celdas y la capilla levantadas, los monjes se instalan en el que sería su hogar por los siguientes y tres siglos, completando la edificación de manera intermitente con nuevas dependencias. Posteriormente a la construcción inicial, se van añadiendo nuevas estancias como la sala capitular (1.656-1.667), el gran claustro (1.571), la iglesia (1.600-1.630) y el claustrillo. En el siglo XVIII se añadirán nuevas estancias como el Sancta Sanctorum (1.704-1.720), las capillas laterales (1.713), la sacristía (1.727-1.764) o la fachada de la iglesia en 1.794, sin terminarse otras zonas como el noviciado y las tres torres más proyectadas en las esquinas del templo.

La Cartuja de Granada, la cual fue incorporada a la orden en el año 1.545 con el título de Asunción de Nuestra Señora, albergó monjes hasta 1.835 a causa de la desamortización como se explicó con anterioridad. La causa directa del cierre fue la decisión de la Junta de Granada en la revolución general que se produjo en España dicho año, por lo que se mandó a cerrar todos los conventos y monasterios de la provincia.

Nunca más volvería a contemplarse vida monacal en el Monasterio de la Cartuja y en 1.842 se arruinó el claustro  grande, el cual tenía 53 metros de lado con 76 arcos, en cuya nave meridional se encontraban las celdas y el cementerio de los monjes en el centro.

Sin duda alguna, una edificación de una riqueza histórica y cultural de extraordinario valor para Granada, la cual está abierta al público para su visita.

Datos de interés
  • Dirección: Paseo de Cartuja, s/n
  • Teléfono: 958 16 19 32
  • BIC desde 1.931
  • Más información: http://www.archidiocesisgranada.es/index.php/patrimonio-cultural/la-cartuja
Presentación: José Miguel Balcera Barrero

No hay comentarios:

Publicar un comentario