El Rincón del Turista

El Rincón del Turista
José Miguel Balcera Barrero

jueves, 21 de enero de 2016

CULTURA VIAJERA EN ANDALUCÍA EN EL SIGLO XVI: JORIS HOEFNAGEL

El Renacimiento se desarrolla en una Andalucía que brilla por esencia propia, ya que los acontecimientos históricos acaecidos en siglos anteriores han propiciado la creación de una imagen de gloria y majestuosidad para esta comunidad autónoma de España.
 
Comienza la segunda mitad del siglo XVI y llega a tierras españolas un joven de veinte años de edad (1.563), hasta el momento desconocido, con la firme intención de adentrarse en la cultura y en la historia de España, especialmente en Andalucía. El nombre de este joven es "Joris Hoefnagel" y procede de Amberes, una de las capitales más importantes de Bélgica. Con su cuaderno en mano, Juris realiza un recorrido por España, donde plasmará en su cuaderno de viaje dibujos de ciudades españolas como Madrid, Valladolid, Santander, Barcelona y otras, siendo especial su paso por Andalucía, tal y como expresa en los escritos que han sido conservados tras su "aventura en España".
 
Sevilla
 
En tierras andaluzas, este joven artista visita provincias como Cádiz, Málaga, Granada o Sevilla, dejándonos a su paso por las mismas unos dibujos realizados desde diferentes perspectivas que nos ayudan a apreciar la configuración urbanística de dichas zonas el en siglo XVI. Sevilla es especial para "Joris Hoefnagel", ya que enamora a este joven belga, hijo de comerciantes de diamantes en Amberes, el cual a su paso por Sevilla se dedica a recorrer en burro una serie de localidades de la provincia, las cuales plasma en su cuaderno a golpe de lápiz. "Joris Hoefnagel" crea un importante cuaderno de viaje que marcará un antes y un después en las zonas protagonistas de su obra.
 
Podemos apreciar fieles reproducciones de sus dibujos a través de grabados bastante bien conseguidos de aquel mundo conocido de la época, convirtiéndose en un brillante ilustrador de libros de historia y posteriormente dibujante de mapas y panorámicas topográficas, ya que Amberes cuenta con las mejores imprentas de la época, introducida pocas décadas antes.
 
Sevilla 
 
Es importante resaltar su trabajo en Sevilla, ciudad de la que dice: "Quien no ha visto Sevilla, no ha visto maravilla", compuesto por numerosos dibujos de la capital hispalense, donde retrata su río Guadalquivir, y su centro histórico, destacando monumentos como la nueva catedral gótica o la Giralda, vestigio almohade. Además, podemos contemplar obras de varias localidades:
  • San Juan de Aznalfarache
  • Santiponce (Itálica
  • Marchena
  • Osuna
  • Écija
  • Los Palacios y Villafranca
  • Lebrija
  • Gerena
  • La Cabezas de San Juan
 
Caracteriza a este artista algunos detalles anecdóticos en sus dibujos, así como la intención de plasmar escenas costumbristas en los mismos, resaltando a veces dichas percepciones con la rigurosidad topográfica que caracteriza a cada dibujo realizado, aunque a veces dicho realismo podría haberle traído algún que otro problema como, por ejemplo, con la Inquisición, ya que en algún dibujo plasma detalles censurables y se dice también que su familia podría haber sido de etnia judía.
 
Terminada su aventura en España, hacia principios de la década de los setenta del siglo XVI, en la ciudad alemana de Colonia, G. Braun y F. Hogenberg (grabador y editor respectivamente), realizan grabados de sus dibujos, dándole color y los incluyen en una importante obra que ha sido transmitida desde la época: "Civitates Orbis Terrarum", compuesta por siete volúmenes que albergan bastantes dibujos de las zonas que "Joris Hoefnagel" visitó en España y en otros países, ya que también recorrió otras zonas europeas como nuestro país vecino Reino Unido, Francia o Alemania. Sin duda alguna, una excelente obra donde la población europea dela época podía conocer de manera bastante realista el mundo conocido del siglo XVI.
 
 
Cádiz

Granada
 
Málaga
 
Presentación: José Miguel Balcera Barrero
Fuente: Diputación de Sevilla, Bruto Pomeroy

jueves, 7 de enero de 2016

JOYAS ARQUITECTÓNICAS DE ESPAÑA: HISTORIA DE LA CARTUJA DE GRANADA

Antecedentes
 
En el año 1.084 se crea en zona de Grenoble, Francia, la orden religiosa de los cartujos, la cual fue fundada por San Bruno y seis compañeros, siendo aprobada por el Papa Alejandro III en el año 1.166. La austeridad caracteriza a esta nueva orden emergente, la cual observa con un exhaustivo rigor el ayuno y el silencio, viviendo sus monjes en celdas particulares con una distribución temporal destinada al rezo, al estudio y al trabajo manual.
 
Si nos referimos al territorio español, es importante decir que en nuestro país existieron un total de 24 monasterios bajo esta orden, produciéndose la extinción de los mismos en el año 1.836 por la desamortización y por la exclaustración general. Actualmente existen un reducido número de cartujas habitadas repartidas por la geografía española.
 
La Cartuja de Granada
 
La ciudad de Granada comienza el siglo XVI con la donación en las afueras de la ciudad (junto a la acequia de Aynadamar), de unas huertas para que los cartujos del Paular de Segovia fundaran otro monasterio de su orden, Dicha cesión de terrenos fue efectuada en el año 1.513 por parte de don Gonzalo Fernández de Córdoba (el Gran Capitán).
 
 
Así pues, comienzan las obras para levantar el edificio, expresando los monjes su desacuerdo por su ubicación, por lo que solicitaron un cambio de la misma. La construcción, después del visto bueno del Paular, se inicia en la misma ladera donde se tenía pensado efectuar la edificación, pero en una zona más baja y cercana a la ciudad de Granada tres años después de la cesión inicial.
 
El arquitecto encargado del primer trazado de la  construcción fue Fray Alonso de Ledesma, encargándose de:
  • Celdas
  • Capilla entre los años 1.515-1.519
  • Refectorio (media altura) entre los años 1.531-1.550
  • Cimientos de la iglesia

Hacia el año 1.519, apenas con las celdas y la capilla levantadas, los monjes se instalan en el que sería su hogar por los siguientes y tres siglos, completando la edificación de manera intermitente con nuevas dependencias. Posteriormente a la construcción inicial, se van añadiendo nuevas estancias como la sala capitular (1.656-1.667), el gran claustro (1.571), la iglesia (1.600-1.630) y el claustrillo. En el siglo XVIII se añadirán nuevas estancias como el Sancta Sanctorum (1.704-1.720), las capillas laterales (1.713), la sacristía (1.727-1.764) o la fachada de la iglesia en 1.794, sin terminarse otras zonas como el noviciado y las tres torres más proyectadas en las esquinas del templo.

La Cartuja de Granada, la cual fue incorporada a la orden en el año 1.545 con el título de Asunción de Nuestra Señora, albergó monjes hasta 1.835 a causa de la desamortización como se explicó con anterioridad. La causa directa del cierre fue la decisión de la Junta de Granada en la revolución general que se produjo en España dicho año, por lo que se mandó a cerrar todos los conventos y monasterios de la provincia.

Nunca más volvería a contemplarse vida monacal en el Monasterio de la Cartuja y en 1.842 se arruinó el claustro  grande, el cual tenía 53 metros de lado con 76 arcos, en cuya nave meridional se encontraban las celdas y el cementerio de los monjes en el centro.

Sin duda alguna, una edificación de una riqueza histórica y cultural de extraordinario valor para Granada, la cual está abierta al público para su visita.

Datos de interés
  • Dirección: Paseo de Cartuja, s/n
  • Teléfono: 958 16 19 32
  • BIC desde 1.931
  • Más información: http://www.archidiocesisgranada.es/index.php/patrimonio-cultural/la-cartuja
Presentación: José Miguel Balcera Barrero

sábado, 2 de enero de 2016

LA INFLUENCIA DEL "BIG DATA" EN LA GENERACIÓN Y EN EL DESARROLLO DE LA ACTIVIDAD TURÍSTICA DEL SIGLO XXI

No es un secreto que la llegada de Internet a escala mundial ha supuesto una auténtica revolución en todas y cada una de las principales actividades cotidianas, aunque a veces no apreciemos tal influencia, ya que la mayoría de la población mundial se ha adaptado al uso del "Big Data" de manera gradual. Así pues, apreciamos como algo extremadamente normal la ejecución de determinadas acciones que son realmente recientes, pero que a veces parecen que llevamos utilizándolas mucho tiempo.

Desde el uso de la interminable lista de aplicaciones móviles, hasta mantener una conversación vía Skype con otra persona al otro lado del mundo en tiempo real, pasando por un gesto tan "cotidiano" como mirar el correo electrónico o echarle un vistazo a la predicción meteorológica a través del móvil o del ordenador.

El sector turístico ha sufrido una transformación abismal con la llegada de Internet, ya que, a través de las últimas décadas se ha ido creando una amplia lista de Oportunidades dentro la matriz DAFO de cualquier empresa, ya sea desde su comienzo o durante el desarrollo de la misma, destacando por ejemplo:
  • Creación de páginas web donde ofrecer al cliente un amplio escaparate de los productos y/o servicios ofrecidos, posibilitando en gran medida la captación del mercado penetrado atendiendo a la exclusividad, diseño y tipo de prestación ofrecida en el sitio web. No nos debemos olvidar que los productos/servicios en sí son el pilar básico de desarrollo de cualquier empresa turística, ya que de los mismos dependerá el loable desarrollo empresarial.
  • La aparición constante de NNTT de la información y de la comunicación de Internet ha posibilitado y ha facilitado para el sector turístico una serie de ventajas y un cambio en la manera de hacer llegar su mensaje de oferta al consumidor turístico, ya sea a través de aplicaciones móviles o programas especializados de la industria turística entre muchas otras opciones. La parición de proveedores tecnológicos para empresas turísticas ha supuesto la aparición de nuevas formas de administrar y gestionar la empresa, destacando uno de los líderes, AMADEUS.
  • Ciudades turísticas inteligentes ("Smart Cities"). Internet se ha convertido en una herramienta de obligado uso para las empresas turísticas del siglo XXI y, por supuesto, para todos y cada unos de los destinos turísticos mundiales que estén comprometidos con el desarrollo territorial de la actividad. Así pues, por ejemplo el poder estar en una ciudad costera disfrutando de un día de playa y poder compartir dicha experiencia con el resto del mundo de manera instantánea a través de una fotografía o de una videollamada en directo hace necesario el uso de internet en la zona, en el caso de que el turista opte por usar la red "wi-fi "y no la personal de su dispositivo móvil.
  • Facilidad en la planificación de los viajes. El inicio del turismo de masas a mediados del siglo XX trae consigo el desarrollo de una oferta poco diversificada y con una escasa estrategia de Marketing, ya que la segmentación es una cuestión que apenas se divisa en el reciente horizonte turístico que acaba de nacer con ese explosión masiva. El paso del tiempo y el desarrollo del sector turístico hace que nazca la necesidad en empresas y destinos de ir siendo considerados como "únicos", por lo que la especialización se abre camino en los nuevos planes de empresa y en los de dinamización para destinos. De todo ello nace la "cultura viajera" y el interés por pasar de ser un elemento más del destino a visitar a convertirse en un elemento que protagonice y sea considerado de vital importancia, por lo que el turista se vale del "Big Data" para asegurarse que el destino seleccionado cubrirá dichas perspectivas preestablecidas. Todo ello se traduce en la consulta minuciosa a través de un sinfín de páginas web sobre el destino a visitar, sobre el hotel a seleccionar para el alojamiento, sobre las opciones disponibles para el uso y disfrute de la actividad turística, sin olvidar algo de vital importancia como es la consulta de las opiniones de otras personas que ya han visitado el lugar, destacando el "boca  a boca".
  • Facilidad en la administración y gestión empresarial turística. Desde el desarrollo de estrategias de marketing hasta la realización de reservas, u ofrecer conexión gratuita a internet a los clientes, sin olvidar por ejemplo la importancia que el turismo MICE está adquiriendo en los últimos años, siendo utilizados para dichos eventos tanto Palacios de Exposiciones y Congresos como salones de hoteles entre otros lugares, de ahí la necesidad de una excelente conexión para poder visualizar material, efectuar videollamadas o disponer de material complementario al impreso.
Al fin y al cabo, el uso de Internet debemos entenderlo como una carta de presentación que nos permitirá ofrecer una visión general del destino y/o empresa, ya que el turista no dictará su veredicto sobre el enclave visitado hasta que ya se encuentre en el mismo, por lo que los esfuerzos empresariales y territoriales deben aunar una serie de objetivos digitales de vital importancia para captar la atención del visitante.

Presentación: José Miguel Balcera Barrero.