El Rincón del Turista

El Rincón del Turista
José Miguel Balcera Barrero

miércoles, 7 de octubre de 2015

EL ENTORNO ESPECÍFICO DE LA EMPRESA TURÍSTICA

El entorno específico o inmediato  de una empresa turística está formado por todos los elementos externos a ésta que influyen sobre la misma de forma directa, real y relevante. De estos elementos recibe la empresa sus principales entradas, utilizadas para un adecuado desarrollo de la actividad y a ellos van a parar sus principales salidas (servicio turístico que se presta).

Nos encontramos ante un conjunto de elementos esenciales para que la empresa turística tenga éxito y sobreviva en el mercado, formando parte también del entorno las otras empresas del sector o de sectores afines que están en permanente contacto con ella, pudiendo modificar sus resultados con las acciones ejercidas.

Un tipo de análisis de la influencia de los factores que están más cerca de las empresas turísticas distingue los siguientes elementos del entorno específico (Michael Porter):
  • Competidores. Nos encontramos ante una de las fuerzas más importantes del entorno específico, ya que la rivalidad entre los competidores es dependiente, afectando los movimientos de una empresa a otras. La rivalidad será mayor si existen un número elevado de empresas competidoras, así como si existen un número pequeño de empresas competidoras poco equilibradas, si el sector crece lentamente o si en el mercado se dan costes fijos elevados. Otras causas que originan una ambiente de rivalidad provienen de  una escasa diferenciación de los servicios ofrecidos, del posible exceso de capacidad generado por las economías de escala, así como de la presentación por parte de los competidores de características muy distintas o de la ejecución de importantes intereses estratégicos. No debemos de olvidar la influencia de las barreras emocionales y de los costes fijos de salida.
  • Clientes. Los clientes son el punto central sobre el que gira todo negocio turístico. El adecuado desarrollo de la actividad empresarial turística dependerá de sus expectativas, formas de vida, exigencias,etc. La satisfacción del cliente es el elemento central en la gestión de la empresa turística, pidiendo existir en el mercado diferentes niveles de intermediación, existiendo la posibilidad de que el turista contrate su servicio y  pueda ser considerado receptor final del mismo sin necesidad de hacerlo directamente con la empresa productora de los mismos. La influencia de los clientes proviene de su nivel de negociación que les permite forzar una bajada de precios, buscar una calidad superior o más servicios y provocar así una mayor rivalidad entre competidores. Los clientes tendrán un mayor poder de influencia si compran grandes volúmenes, si compran productos diferenciados, si los costes de cambiar de proveedor son bajos o de si compran productos turísticos poco importantes para la calidad de sus servicios turísticos finales.
  • Proveedores. En este elemento se incluyen todas las empresas y particulares de cuyos bienes las empresas turísticas  se abastecen o cuyos servicios contratan para el desarrollo de su actividad particular. Así pues, resulta de vital importancia la calidad de los productos  y servicios adquiridos a los proveedores porque de ello depende la calidad ofrecida al cliente en el servicio final ofrecido. La amenaza de los proveedores de basa en su integración vertical, ya que conocen a la perfección el sector, y en su poder de negociación sobre precios, calidad y servicios residirá si principal estrategia de venta y captación de clientes.Su influencia será mayor si el sector de proveedores está muy concentrado., si no están obligados a competir con productos o servicios sustitutivos, si al empresa turística no es un cliente importante del proveedor, si le venden unas materias primas o unos servicios importantes para la calidad del producto o servicio ofrecido o de si el escaparate de productos y servicios del proveedor está diferenciado.  Así mismo, también influyen los costes generados en las empresas turísticas por cambiar de proveedor.
  • Competidores potenciales. Los nuevos competidores que se puedan incorporar al ámbito competitivo de la empresa turística ejercen una amenaza por los nuevos ingresos al subsector en el que compita la empresa turística, condicionado por las barreras de entradas al mismo. Las fuerzas más importantes son: la fuerte diferenciación de los productos y servicios del sector, los requisitos de capital necesario, el acceso a cabales de distribución privilegiados, el acceso favorable a materias primas o a servicios especializados o una localización favorable.
  • Sustitutos. Nos encontramos ante una producción con tecnología y procesos distintos, pero que cumplen las mismas funciones que los productos de la empresa del sector. En el sector turístico encontramos frecuentemente  esta situación, sobre todo bajo en ámbitos bajo la influencia de la economía sumergida. La amenaza es mayor si se obtienen con unos costes más bajos y depende también de la fidelidad de los clientes.


Fuente: Universidad de Sevilla
Presentación: José Miguel Balcera Barrero

No hay comentarios:

Publicar un comentario