El Rincón del Turista

El Rincón del Turista
José Miguel Balcera Barrero

lunes, 24 de agosto de 2015

ELEMENTOS Y PUNTOS DE VISTA DE LA ESTRATEGIA EN LA EMPRESA TURÍSTICA

La estrategia es la foco del cual se surten el conjunto de acciones y decisiones que tienen lugar en la empresa turística, ayudando en gran medida a marcar sus principales líneas de actuación de cara a un loable desarrollo.

Haciendo especial hincapié en los elementos que componen la estrategia empresarial, destacamos a continuación tres que nos ayudan a delimitar la situación estratégica y las posibles decisiones a tomar a partir de las mismas.
  • Ámbito o campo de actividad. Se refiere a la delimitación del campo de actuación de la empresa turística, especificándose cuales son los negocios y/o actividades en los que participa la empresa. Es importante destacar que el negocio viene definido por la gama de productos y servicios que ofrece la empresa y por el mercado al que se los ofrece, pidiéndose contemplar dos componentes que conforman el producto turístico: la necesidad del cliente, la cual es cubierta con el uso y disfrute del producto y la tecnología en la que se basa. Podemos definir en cada negocio la gama de servicios que ofrece, la necesidad que pretende cubrir, la tecnología utilizada y el mercado o mercados objetivo.
  • Capacidades distintivas. Este elemento se refiere a los recursos y capacidades propios de la empresa en cuestión, pudiéndose establecerse una clara distinción entre recursos materiales, humanos, financieros,etc. Las habilidades de la empresa turística se convierten en hecho diferencial entre las diferentes empresas en la que basa su competitividad.
  • Ventajas competitivas. Son las características que una empresa puede y debe desarrollar para obtener un posicionamiento ventajoso sobre su competencia, debiendo prestar su escaparate de productos y servicios mejor que sus rivales.La ventaja competitiva de una empresa turística pueden ser amplia, desde tener una localización favorables hasta un sistema de recursos humanos con una cordial relación relación con el cliente, pasando por un estar a la vanguardia en las nuevas tecnologías de la información y de la comunicación. Esta ventaja competitiva debe mantenerse a lo largo del tiempo tras su creación y consolidación como motor de desarrollo empresarial.

                                     

La estrategia va a marcar los grandes fines de la empresa a largo plazo y las acciones y actuaciones para alcanzar los mismos, siendo necesario para tal efecto realizar un estudio del punto de vista estratégico:
  • Visión a largo plazo. La planificación estratégica no debe centrarse única y exclusivamente en el presente, sino que va más allá de los resultados obtenidos en el corto plazo, debiéndose orientar en el futuro de la empresa turística, ya que el futuro es la premisa básica para el establecimiento de la estrategia empresarial. Es importante decir que los recursos en los que se basa la estrategia deben ser constantemente vigilados y atender a eventualidades que bifurquen la correcta andadura de los mismos, como por ejemplo cambios en las tendencias de consumo, la estacionalidad,etc.
  • Visión global de la empresa. La empresa turística está compuesta por diferentes partes donde conviven distintos intereses, siendo la estrategia el recurso primordial para evitar las visiones parciales, dando paso a una visión de conjunto desde la perspectiva del más alto nivel. La alta dirección juega un papel protagonista en esta visión global, ya que se superan las visiones parciales entre distintas unidades, departamentos  o diferentes grupos de empleados.
  • Visión de sistema abierto. Es un hecho que la empresa turística está en permanente contacto con su entorno, recibiendo del mismo las principales entradas (materia prima), yendo a parar al mismo sus principales salidas (productos y servicios terminados). Con todo lo expuesto, se obtiene una clara conclusión, que no es otra que la necesidad de la estrategia de divisar las oportunidades que la empresa turística obtiene con esa necesaria adaptación al entorno, así como cuidar a la misma de las amenazas  y aprovechando las oportunidades que ofrece.
  • Visión voluntarista. Une necesaria concienciación por parte de alta dirección sobre la necesidad de que el futuro depende en buena medida de ellos, tiene que a acompañar a todo el proceso de planificación estratégica. La empresa debe anticiparse al futuro y provocar el cambio.
Fuente: Universidad de Sevilla
Presentación: José Miguel Balcera Barrero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario