El Rincón del Turista

El Rincón del Turista
José Miguel Balcera Barrero

jueves, 23 de julio de 2015

ESTRUCTURA BÁSICA DE LOS INFORMES DE CONSULTORÍA TURÍSTICA

La elaboración de un informe de consultoría supone la solución ante una serie de problemas que el cliente tiene a la hora de acudir ente un equipo consultor, debiendo constar dicho informe de una serie de partes, independientemente de su contenido, finalidad y ámbito de actuación.
 
La primera parte del proyecto de consultoría es la introducción, debiendo en esta primera fase presentar el asunto que se estudia y los objetivos a los que se pretende llegar con su elaboración, dejando clara la metodología de trabajo utilizada.
 
También es importante destacar el marco general donde se encuadra la investigación y los principios teóricos de los cuales se ha partido para llevarla a cabo, pudiendo variar su estructura en función de la metodología empleada, del tipo de contenidos, etc.
 
 La segunda parte del proyecto es el desarrollo, la más extensa y desarrollada del proyecto, debiendo plantear el análisis de la realidad que se estudia, así como las propuestas de actuación extraídas y del análisis.
 
Así pues, el desarrollo alberga un diagnóstico de la situación y las líneas de actuación propuestas por el equipo consultor para la consecución de los objetivos.
 
Nos encontramos ante el punto donde debemos reflejar toda la información recogida en el trabajo de campo y/o recopilación de datos, así como la interpretación que hemos hecho de la información encontrada.
 
En definitiva, se hace necesario establecer una exhaustiva valoración sobre la situación obtenida, de la cual se desprende la situación en la que se encuentra el ámbito objeto de estudio.
 
Aspectos influyentes en el ámbito de estudio:
  • Entorno socioeconómico
  • Análisis de la oferta
  • Análisis de la demanda
  • Análisis DAFO
La combinación de los elementos que configuran el diagnóstico expresa la realidad en la que se enmarca el proyecto desde diferentes perspectivas (socioeconómica, oferta y demanda), con el fin de tener un conocimiento profundo de la realidad objeto de estudio.
 
Así pues, el estudio del diagnóstico resulta vital y debe ser lo más exhaustivo posible, determinando la calidad del mismo la calidad del proyecto, tratando de evitar un diagnóstico erróneo que nos lleve a planteamientos ineficaz.
 
El diagnóstico aporta las premisas básicas para establecer unas adecuadas conclusiones y soluciones que puedan dar respuesta a las necesidades generadas, efectuando un correcto aprovechamiento de las potencialidades detectadas.
 
Una vez finalizado el diagnóstico, pasamos a elaborar la propuesta de plan de actuaciones, especificando todas las actuaciones necesarias, justificándolas siempre y estableciendo una relación directa de las mismas con el diagnóstico.
 
El siguiente paso será exponer las actuaciones propuestas ordenadas por materia o ámbito concreto al que se dirigen y en forma de fichas, en las que se reflejan datos como por ejemplo:
  • Nombre de la actuación.
  • Ámbito o estrategia en la que se enmarca.
  • Problema con el que se relaciona.
  • Objetivo de la actuación.
  • Descripción de la actuación.
  • Recursos necesarios.
  • Presupuesto (en su caso).
  • Plazo.
  • Resultado esperado.
La última parte  está formada por las conclusiones,  ya que el final de cada proyecto de consultoría debe de estar culminado con una definición y una explicación de las principales conclusiones que se extraen del análisis realizado y de las líneas de actuación propuestas.

Fuente: Confederación de Empresarios de Sevilla.
Presentación: José Miguel Bbalcera Barrero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario